Seguinos en las redes sociales

“Hay que pasar de las nuevas miradas a los hechos”

Sofía Juárez es de Juan Bautista Alberdi, tiene 28 años y es profesora en Ciencias de la Educación. Cursó sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letra de la UNT.
Hace tres años viene trabajando en distintos espacios referidos a capacitaciones de cuidados de personas mayores, en Alberdi, en Simoca y en San Miguel de Tucumán, entre otras localidades.

Pero septiembre de 2021 marcó el inicio de lo que ella llama un “nuevo desafío”. Sofía es la coordinadora del proyecto “Cuidados Compartidos: Gestión colectiva del cuidado de personas con demencia en los Valles Calchaquíes”, que León comenzó a implementar junto con ONU Mujeres, en el marco de su Programa Pequeñas Subvenciones «Recuperación socioeconómica a la crisis provocada por la COVID-19 desde una perspectiva de género, promoviendo el cuidado de personas mayores en Argentina».

 

De su nuevo rol, entre otros temas, hablará la educadora en esta nota de León.

Es muy movilizante todo lo que me puede dejar eta experiencia. Más allá de que suma a mi profesión, una se siente más capacitada, pudiendo compartir y dejar un legado, apostando a lo que se pretende, la igualdad, la equidad”, enfatiza Sofía. “Saber que estoy contribuyendo en algo ya me llena, estoy muy orgullosa”, comenta la educadora. “Una siempre conoció la parte turística de los valles. Esta experiencia te acerca mucho más a las comunidades y a sus culturas. Es otra mirada. Estoy muy contenta con este rol, de acompañar al plantel docente, de planificar y coordinar. Me entusiasma estar del lado de  las personas que cursan, para que inicien, continúen y finalicen el cursado. Acompañar en ese proceso es muy importante”, remarca.

 

El curso se ofrece una vez a la semana: los jueves a las14:30 se dicta en Cafayate de 18:30 a 20;30 en Santa María y los viernes, de 9 a 11, en Amaicha del Valle.

 

“Cuidados Compartidos es un proyecto muy ambicioso, con una perspectiva de género, que viene de ONU Mujeres en Argentina y Fundación León. Se propone un cursado de cuatro meses, en el que las personas que se forman van a tener una formación teórica y práctica con nuestro equipo de docentes, que está integrado por una trabajadora social, una enfermera y una psicóloga. Es un trabajo interdisciplinario”, explica la profesional, antes de sostener, por caso, el gran valor de la capacitación: “El proyecto también implica una serie de talleres para dejar instaladas herramientas y capacidades en las comunidades, para que se puedan organizar y autogestionarse, sin que León u ONU Mujeres estemos presentes”. “Seguro se les abrirá un abanico de oportunidades, porque hay mucho interés. Por ejemplo, cuando abrimos las inscripciones la demanda fue muy grande. Se ve una gran necesidad de formación y cuidados profesionales”, añade Sofía, que cree que tanta demanda se debe a “la dificultad en la accesibilidad dadas las características de los lugares limita las posibilidades de Educación de las comunidades. Por eso ahora vale el esfuerzo. Otro punto, es el envejecimiento, hay una población cada vez mayor a la que cuidar”.

 

Sofía celebra “la cercanía” y “el entusiasmo” que se da, gracias a la tecnología en comunicaciones, con las personas que están cursando.

 

CONTEXTO, ASPECTO CLAVE

Cada persona es una historia de vida. Y cada historia se desarrolla en contextos diferentes. Esto, es determinante, según Sofía, a la hora de la formación. “Yo vengo pasando por distintos lugares y me puedo dar cuenta claramente de que el contexto  es algo muy importante y sustancial. Nosotros vamos a construir conocimiento a partir de la temática de cuidados de personas mayores. Nunca va a ser lo mismo un grupo que otro, están atravesados por sus propias creencias y culturas, que las súper respetamos y partimos de ahí para aportar conocimientos”.
“Se van dando nuevas construcciones según el lugar”, cuenta Sofía. “En Amaicha, por ejemplo, tienen una concepción de la persona mayor muy particular: la ven como una figura sabia, que es alguien que les va a enseñar, es una visión muy buena, muy positiva…”, comparte.

 

PERSPECTIVAS

Para Sofía, “la feminización del cuidado” es un tema. Y si bien la prioridad es brindar a la mujer herramientas para su inserción laboral, una estructura formal y profesional para que reciba una justa remuneración, “el tema del cuidado compartido implica que es tarea de todos, no solamente de la mujer. Se trata de cuidarnos entre todos, a otros y del autocuidado, analiza.

Sobre las experiencias de los primeros pasos con la propuesta, Sofía asegura: “Es muy impactante. En cada lugar hay historias de vida. Personas que están atravesadas por situaciones particulares, que tienen muchos conocimientos. Una va dispuesta a aprender. Se comparten muchas cosas. Hay personas que tienen familiares en situación de dependencia y necesitan herramientas y experiencias para una mejor calidad de cuidado”.

Para Sofía, hay muchísimo mérito en las personas que dieron el paso y están cursando. “Es todo un hecho poder estar en esta formación”, es “sentirse que están haciendo algo para poder lograr su inserción laboral y trabajar de lo que ya vienen haciendo pero no se les reconoce”. “Eso es algo que escucho mucho”, admite la educadora. Y concluye, en el sentido de la promoción de la igualdad y la inclusión con perspectiva de género: “hay que pasar de las nuevas miradas a los hechos”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Hello!

Click one of our representatives below to chat on WhatsApp or send us an email to [email protected]

× Chateá con LEÓN