Seguinos en las redes sociales

“Paciencia, amor y tiempo”, las claves de un cuidador formado en León

Sergio tiene 28 años, estudia la Licenciatura en Enfermería en la UNT y acaba de completar un Curso en Cuidados Domiciliarios de Personas con Alzheimer y otras Demencias que ofreció Fundación León en su Centro Integral de Acompañamiento CIAF – Casa León, de Yerba Buena. Sergio es ejemplo de que buscando se encuentra y que con capacitación, las oportunidades se multiplican. Su historia nos inspira, por eso la compartimos en esta nota.

 

 

 “Buscando hacer otras actividades a raíz del parate que nos causó la pandemia, surge el curso de Fundación León, del cual me enteré por un estado de WhatsApp de un compañero. Quedé seleccionado entre 15 personas que seleccionaron sobre 300 que se postularon…¡increíble!”, repasa Sergio, que remarca que “con Enfermería no tenemos mucho tiempo de hacer cosas complementarias. Pero la pandemia lo permitió…fue una oportunidad”.

“Conocía a la Fundación León por otras acciones pero no sabía que dictaba cursos. Hoy puedo decir que son excelentes y super flexibles, la fundación se acomoda a tu disponibilidad y te brinda acompañamiento permanente, eso es muy notorio e importante para uno como estudiante, destaca el joven.

 

Conocimientos

Sergio siente que el curso que ofreció León a través de su coordinadora, la psicóloga Constanza Baiz, lo empodera para cuidar más y mejor de las personas. “Aprendí bastante sobre el fundamento de muchas acciones que llevamos adelante y sin saber por qué las hacemos a la hora de cuidar de personas. También aprendimos mucho sobre las definiciones, por ejemplo, que la demencia senil no existe, que está mal dicho, que hay diferentes tipos de demencias, siendo la más común el Alzheimer”, expresa.

 

 

¿Qué te movilizó por los cuidados?

“Muchas veces nos hacemos esa pregunta entre compañeros. Mi test vocacional en la Secundaria me había dado la orientación hacia una carrera humanista. Después de terminar la secundaria estuve un año sin saber qué hacer. Un día, una persona muy cercana a mí tuvo convulsiones y no tenía idea qué hacer. Traté de hacer algo, me acordé de un curso de primeros auxilios que nos dieron en la Secundaria pero solo atiné a poner a la persona de costado. Ahí fue cuando me dije que tenía que hacer algo relacionado. Me gusta Enfermería y es lo que seré siempre”, sentencia Sergio.  

 

Roles

“Medicina es curar, enfermería es cuidar. Nosotros podemos estar desde el nacimiento hasta el fallecimiento de una persona. Acompañamos en todo el proceso del ciclo vital de las personas. Nos especializamos en atención”, comenta el futuro profesional.

Sobre sus habilidades a la hora de cuidar, el joven admite que “en la medida de la posible, creo que poder darle independencia y autonomía a mis pacientes es clave. Es importante que compartan con sus familias y que se los trate como lo que son y no como cosas”.

“Tengo pacientes que me tocan el alma con sus palabras o gestos”, se emociona al contar.

 

Visión

“Mi sueño como enfermero es terminar la carrera, tener un sueldo digno y que sea una profesión colegiada. Siempre pediremos que se abra un Colegio de Enfermeros que regule la actividad. Es una disciplina con alta demanda y aun así no es valorada”.

 

¿Por qué creés que se da esa invisibilización?

Hacen falta políticas públicas. No las hubo en todo este tiempo. Tenemos dirigentes que nos representan bien, como los de ATSA, pero es necesario que haya un Colegio de Enfermería.

 

Mensaje al familiar

Sergio aprovecha la conversación con León para conectar con los familiares de las personas con Alzheimer y otras demencias. “Les puedo decir que tengan paciencia, que quieran y comprendan y que sería lindo si les pueden hacer ver fotos de su pasado. Es difícil, pero debemos pensar que son personas que necesitan que alguien las cuide. Vuelven a ser niños. Necesitan amor, apoyo y acompañamiento. El Alzheimer es una de las patologías más tristes, porque la persona se va olvidando, la luz se va apagando. Dense un poco de tiempo, a pesar del ritmo al que se vive hoy en día. Ese momento en el que a la persona se le ilumina la memoria, puede ser un gran momento”, reflexiona. Y destaca como claves: “Paciencia, amor y tiempo”.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Hello!

Click one of our representatives below to chat on WhatsApp or send us an email to [email protected]

× Chateá con LEÓN