Seguinos en las redes sociales

«El voluntariado me da alegría y satisfacción»

“La misma palabra lo define: es pura voluntad, nadie está obligado a hacerlo y nadie puede mirar mal a alguien que no lo haga; eso sí, yo lo recomiendo, porque da mucha alegría y satisfacción…”

Nicolás es un joven de 24 años que acaba de compartirnos su definición de voluntariado, la experiencia de vida que adoptó a mediados de 2020 en plena evolución de la pandemia y a la que sigue enganchado, pantallas de por medio, en los espacios virtuales que ofrece León. “Estoy re contento”, avisa el protagonista de la historia inspiradora de esta semana.

 

 

 

El voluntariado involucra la vocación de servicio de todos nosotros y en cierto modo tiene que ver con querer hacerle bien a la otra persona y a uno mismo, porque a uno le hace bien también. En mi caso, recibo las respuestas de los niños y me pone contento”, cuenta el voluntario León, que se desempeña en el Programa Favoritos, el dispositivo más nuevo de Fundación León creado en convenio con ALIJA para estimular la lectura en niñas y niños.

 

Nicolás tiene 24 años. Es el mayor de tres hermanos. Con ellos, su mamá y su papá viven en la zona del Parque Guillermina. En 2019 terminó de cursar en la carrera de ingeniería civil. Ello le permitió despejar su cabeza y su agenda para volver a un hermoso y viejo hábito: “hacer algo por los demás”, dice el joven.

 

Arranqué en el voluntariado de Fundación León en agosto del 2020, empujado por querer hacer algo. Hacía muchísimo tiempo, cuando iba al Secundario, había participado en actividades vinculadas a la ayuda a la comunidad. Tenía muchas ganas de volver a hacer algo, pero en el último tiempo la facultad me demandaba mucho tiempo”, explica  el protagonista y destaca que “soy de esas personas que cuando se suma a una actividad como el voluntariado, le gusta dedicarle tiempo”.

 

El año pasado, como ya no cursaba, sentí que era el momento de hacer algo. Busqué y encontré a Fundación León. Estoy re contento”, remarca. Y reflexiona: “Gracias a Dios, uno no necesita nada, lo tiene todo y vive cómodo. Pero me impresiona que en Tucumán hacés dos cuadras, independientemente de donde vivás,  y ves realidades distintas, de gente que desgraciadamente vive situaciones que no son ni siquiera humanas”, analiza Nico.

 

El voluntariado de Favoritos está orientado al desarrollo de las habilidades socioemocionales. En 2020, al principio, y después también, la experiencia me parecía súper difícil, no recibía las respuestas que esperaba, hasta que aprendí que se trata de un proceso, que el desarrollo de las habilidades exige tiempo; después empecé a ver resultados”, recuerda el joven.

 

LA HISTORIA CONTINÚA


En 2021, el voluntariado de Fundación León le propone nuevas experiencias a Nico. En Favoritos, el protagonista celebra “el enfoque en la literatura infantil. Me parece que está muy bueno, es entretenido. Los chicos que participan agradecen tener la posibilidad de tener un taller así. Nos gustaría que los chicos se sigan sumando, que aprovechen esta opción”, analiza.

 

Y define: “Sumar y restar es importante, pero también es valioso estimular la curiosidad y la creatividad de las niñas y los niños. Un chico curioso buscará información y respuestas por su cuenta…”

 

En el cierre de la charla, Nico pide destacar que “el equipo funciona. Nos entendemos. A veces me pasa estar complicado con los tiempos y en ese sentido me entienden y no me sobrecargan de cosas. Así también cuando uno quiere dar un poquito más, el equipo te deja”.

 

“Hace bastante tiempo que quería hacer algo así…”,  recuerda, feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Hello!

Click one of our representatives below to chat on WhatsApp or send us an email to [email protected]

× Chateá con LEÓN